Mostrando entradas con la etiqueta revolvedora. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta revolvedora. Mostrar todas las entradas

20 abr. 2010

La Revolvedora

Teniendo en cuenta que la casa grande está hecha con 1400 costales aproximadamente, la revolvedora fue el mejor regalo que pudimos hacer a nuestras espaldas.
Además, tuvimos también que hacer un camino a pico y pala, por suerte sin quitar ningún árbol, para acceder a la obra.
En la construcción de la Berenjena todo se hizo a mano, y subir la piedra y la arena para la cimentación fue una locura.
Con la revolvedora y el camino nuevos, estábamos eufóricos.





Por cierto, muchísimas gracias a Rafael por prestarnos la cuatrimoto, sin ella no hubiéramos podido subir la revolvedora.